REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
PODER JUDICIAL
EN SU NOMBRE
JUZGADO DEL MUNICIPIO NIRGUA DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO YARACUY
DICTA LA PRESENTE SENTENCIA DEFINITIVA

Nirgua, Veinte (20) de Marzo de 2007
196º y 148º

DEMANDANTE: NOLBERTO MANUEL SALAS CEDEÑO, cédula de identidad
Nº V- 8.845.620

ABOGADA JOSEFINA PERFETTI
ASISTENTE I. P.S.A. N° 86.292

DEMANDADO: MANUEL SALVADOR MONTOYA
Cédula de identidad Nº. V- 4.964.296.-

ABOGADO:
APODERADA

MOTIVO: RECONOCIMIENTO DE INSTRUMENTO PRIVADO

MATERIA: Civil.-

SENTENCIA: Definitiva.

EXPEDIENTE: Nº 2.070/06.-

CAPITULO PRIMERO
NARRATIVA
En fecha Diez (10) de Julio del año 2006, el ciudadano: NOLBERTO MANUEL SALAS CEDEÑO, venezolano, mayor de edad, titular de la cédula de identidad Nº 8.845.620, y de este domicilio, asistido por la Abogada: JOSEFINA PERFETTI de las características de autos, interpuso por ante este Juzgado demanda de RECONOCIMIENTO DE INSTRUMENTO PRIVADO (folios 1 al 3) alegando que en fecha 19 de Agosto de 2005, el ciudadano: MANUEL SALVADOR MONTOYA AGUILAR, suscribió conjuntamente con él, un (1) instrumento privado que anexó marcado con la letra “A” mediante el cual celebraron un contrato de compra venta de derechos reales que recaen sobre un inmueble constituido por una porción de tierra indivisa denominada “ Monte mayor, ubicada en la Jurisdicción del Municipio San Diego, Estado Carabobo y alinderado así: Norte; Con la hacienda Monteserino, Sur; Con terrenos que son o fueron de los herederos del señor Chaman Ibarrolaburu; Este; El río cúpira y Oeste; La fila del cerro mas alta y desde donde se divisa el pueblo de Naguanagua. Que el precio de la referida venta fue por la cantidad de Cinco Millones de Bolívares (Bs.5.000.000), y concluye pidiendo se emplace al ciudadano: MANUEL SALVADOR MONTOYA AGUILAR, antes identificado, con el objeto de que reconozca en su contenido y firma el citado instrumento privado.
Al folio cuatro (4 y su vuelto) corre agregado el instrumento privado cuyo reconocimiento se solicita.
Admitida la demanda se ordenó el emplazamiento del demandado (folio 7) lo cual se efectúo tal como consta a los folios 14 Y 15.
Al folio nueve (9 y vto), el demandante otorga poder apud acta a la Abogada: JOSEFINA PERFETTI.-
Durante el lapso para dar contestación al fondo de la demanda, el demandado no compareció ni por si, ni por medio de apoderado, situación que se hizo constar al folio dieciséis (16), quedando así trabada la litis.
Durante el lapso probatorio, sólo la parte actora hizo uso de ese derecho.
CAPITULO SEGUNDO
MOTIVACION
Conlleva el presente procedimiento la pretensión del actor de que el demandado reconozca que es suya la firma que corre a la línea 35 del documento privado que acompañó marcado con el literal “A” a la demanda, la cual estampó actuando en su propio nombre y representación, no obstante; el demandado no compareció ni por si, ni por medio de apoderado a dar contestación a la demanda a pesar de haber estado, validamente, citado para ello, no probó nada que le favorezca y no siendo contraria a derecho la petición del demandante, se entiende que el demandado está confeso en todo cuanto se le ha pedido, por haber operado la confesión ficta prevista en el artículo 362 del Código de Procedimiento civil que textualmente establece: “… Si el demandado no diere contestación a la demanda dentro de los plazos indicados en este Código, se le tendrá por confeso en cuanto no sea contraria a derecho la petición del demandante, si nada probare que le favorezca….” (omissis), razón por la cual el instrumento acompañado a esta demanda a quedado reconocido ya que conforme a la previsto en el artículo 429 del Código de Procedimiento Civil, los instrumentos públicos y los privados se tendrán como fidedignos si no fueren impugnados por el adversario, ya en la contestación de la demanda, si han sido producidas con el libelo, ya dentro de los cinco días siguientes, si han sido producidas con la contestación o en el lapso de promoción de pruebas…” reconocidos o tenidos legalmente por reconocidos, y no habiéndolo hecho así el demandado, forzosamente hay que concluir que el instrumento que se le opuso al demandado, quedó como reconocido en toda y cada una de sus partes y como consecuencia de ello investido de fe pública. Así se decide
CAPITULO TERCERO
DISPOSITIVA
En fuerza de las anteriores consideraciones este Juzgado del Municipio Autónomo Nirgua, Circunscripción Judicial del Estado Yaracuy, administrando J usticia en Nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, declara:
PRIMERO: CON LUGAR la presente demanda y en consecuencia reconocido por el demandado en forma clara e inequívoca en su contenido, fecha y firma el instrumento privado cuyo reconocimiento se le puso de manifiesto y que corre agregado al folio cuatro (4) y su vuelto de este expediente.
SEGUNDO: Se condena al demandado al pago de las costas procesales.
Publíquese, Regístrese y Déjese copia.
Dada firmada y sellada en la sala de despacho del Juzgado del Municipio Nirgua de la circunscripción Judicial del Estado Yaracuy. En Nirgua a los Veinte días (20) días del mes de Marzo del año Dos Mil Siete.-
El Juez Titular
Abog. Iván Palencia Arias.
La Secretaria Titular.
Abog. Melida Rodríguez

En la misma fecha se publicó la anterior sentencia siendo las 9:00 a.m.

La Secretaria Titular

I.P.A./mr.-