REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA
CORTE DE APELACIONES

Los Teques,

198° y 150°

JUEZ PONENTE: RUBÉN DARÍO MORANTE HERNÁNDEZ.
CAUSA Nº: 1A -a 7297-09.
.
FISCAL CUARTO DEL MINISTERIO PÚBLICO: ABG. ORLANDO CARVAJAL./ DEFENSORA PRIVADA: ABG. ZORAIDA CASTILLO DE CARDENAS N° I.P.S.A 13.879/ VICTIMA DIRECTA: BERROTERAN GUZMAN JUAN CARLOS C.I 14.494.801 (OCCISO) VICTIMAS INDIRECTAS: OSWALDA MARÍA DE AGUIAR FERREIRA C.I. 5.122.856 y, LILIA MARÍA DE AGUIAR C.I. 8.745.683./ IMPUTADO: BERROTERAN GUZMAN JUAN CARLOS C.I. V.- 14.494.801



DELITO: HOMICIDIO INTENCIONAL.
PROCEDENCIA: TRIBUNAL PRIMERO DE PRIMERA INSTANCIA EN FUNCIONES DE JUICIO DEL CIRCUITO JUDICIAL PENAL ESTADO MIRANDA, EXTENSIÓN BARLOVENTO
MATERIA: PENAL.
MOTIVO: APELACIÓN DE SENTENCIA CONDENATORIA.


DE LAS ACTUACIONES CURSANTES EN EL EXPEDIENTE


1.- En fecha once (11) de Agosto de dos mil ocho (2008), según acta cursante a los folios que van del ciento treinta y cuatro (134), al ciento sesenta y dos (162), ambos inclusive, de la décima (X) pieza de este expediente, el Tribunal Primero de Primera Instancia en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal Estado Miranda, Extensión Barlovento, Condenó, al ciudadano BERROTERAN GUZMÁN JUAN CARLOS, a cumplir la pena de DOCE (12) AÑOS, ONCE (11) MESES Y VEINTIDÓS (22) DÍAS DE PRESIDIO, por la comisión del delito de HOMICIDIO INTENCIONAL, previsto y sancionado en el artículo 405 del Código Penal Venezolano.

2.- En fecha quince (15) de Diciembre de dos mil ocho (2008), el Tribunal A-quo, publicó el texto integro de la decisión, la cual, se encuentra inserta a los folios que van del dos (02), al setenta y cinco (75) ambos inclusive, de la pieza décima primera (XI) del presente expediente, ordenando la notificación a las partes.-

3.- En fecha veintitrés (23) de Enero de dos mil nueve (2009), la profesional del derecho ZORAIDA CASTILLO DE CARDENAS, en su carácter de defensora privada del acusado BERROTERAN GUZMÁN JUAN CARLOS, se dio por notificada del fallo supra mencionado, lo cual, se observa en el folio número ciento cincuenta y dos (152), de la pieza décima primera pieza (XI) del expediente.-

4.- En escrito de fecha nueve (09) de Febrero de dos mil nueve (2009), cursante a los folios que van del ochenta y cinco (85) al ciento cuarenta y nueve (149), ambos inclusive, la profesional del derecho ZORAIDA CASTILLO DE CARDENAS, en su carácter de defensora privada del acusado BERROTERAN GUZMÁN JUAN CARLOS, presentó Recurso de Apelación en contra de la decisión de fecha quince (15) de Diciembre de dos mil ocho (2008), dictada por el Tribunal Primero de Primera Instancia en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Miranda, Extensión Barlovento.-

5.- En fecha diez (10) de Febrero de dos mil nueve (2009), el Tribunal A-quo, por auto que riela inserto al folio ciento cincuenta (150) de la pieza décima primera (XI) pieza del expediente, ordenó emplazar al Fiscal Cuarto del Ministerio Público de la Circunscripción Judicial del Estado Miranda, a los fines de que en un plazo de cinco (5) días, diera contestación al recurso de apelación incoado, todo, conforme a lo previsto en el artículo 454 del Código Orgánico Procesal Penal.-

6.- En actuación de fecha doce (12) de Febrero de dos mil nueve (2009), cursante al folio ciento cincuenta y seis (156), de la pieza décima primera (XI) del presente expediente, Fiscal Cuarto del Ministerio Público Abg. ORLANDO CARVAJAL, se dio por notificado del recurso de apelación incoado por la defensa privada del ciudadano BERROTERAN GUZMÁN JUAN CARLOS, no dando contestación al mismo.

7.- En fecha once (11) de Marzo de dos mil nueve (2009), por auto inserto al folio ciento sesenta y seis (166), de la décima primera (XI) pieza del presente expediente, el Tribunal Primero de Primera Instancia en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Miranda, Extensión Barlovento, acordó remitir el expediente original, contentivo del recurso de apelación, interpuesto por la profesional del derecho ZORAIDA CASTILLO DE CARDENAS, en su carácter de defensora privada del acusado BERROTERAN GUZMÁN JUAN CARLOS.

8.- En fecha trece (13) de Marzo de dos mil nueve (2009), por auto que corre inserto al folio ciento sesenta y nueve (169) cursante a la décima primera (XI) del presente expediente, se le dio entrada a la causa signada con el Nº 1A-a 7297-09, (Nomenclatura de esta Alzada) contentiva del Recurso de Apelación interpuesto por la Profesional del Derecho ZORAIDA CASTILLO DE CARDENAS, correspondiéndole la ponencia al ABG. RUBÉN DARÍO MORANTE HERNÁNDEZ, Juez Temporal de esta Corte de Apelaciones, quien con tal carácter suscribe el presente fallo.
DEL AUTO DE ADMISIÓN

Ahora bien, esta Alzada con el fin de pronunciarse en cuanto a la Admisibilidad o no, del Recurso de Apelación interpuesto por la Profesional del Derecho ZORAIDA CASTILLO DE CARDENAS, en su condición de Defensora Privada del ciudadano BERROTERAN GUZMÁN JUAN CARLOS; en contra de la sentencia de fecha quince (15) de Diciembre de dos mil ocho (2008), mediante la cual, el Tribunal Primero de Primera Instancia en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal Estado Miranda, Extensión Barlovento, Condenó, al ciudadano supra mencionado, a cumplir la pena de TRECE (13) AÑOS DE PRESIDIO, por la comisión del delito de HOMICIDIO INTENCIONAL, previsto y sancionado en el artículo 405 del Código Penal Venezolano; observa que el artículo 437 del Código Orgánico Procesal Penal, establece:

Artículo 437. — Causales de Inadmisibilidad.
“La corte de apelaciones sólo podrá declarar inadmisible el recurso por las siguientes causas:
a. Cuando la parte que lo interponga carezca de legitimación para hacerlo;

b. Cuando el recurso se interponga extemporáneamente;

c. Cuando la decisión que se recurre sea inimpugnable o irrecurrible por expresa disposición de este Código o de la ley.

Fuera de las anteriores causas, la corte de apelaciones, deberá entrar a conocer el fondo del recurso planteado y dictará la decisión que corresponda.”

Con relación al tramite en alzada del Recurso de Apelación, la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia en sentencia Nº 334, dictada en fecha dieciocho (18) de septiembre de dos mil tres (2003), en el expediente distinguido con el número: C03-0286, de la nomenclatura interna de ese Organismo Jurisdiccional, bajo la ponencia de la Magistrada Dra. Blanca Rosa Mármol de León, sostuvo:

“…Tampoco les es posible a las Cortes de Apelaciones, dejar de admitir dichos recursos por el incumplimiento de requisitos formales exigidos para su fundamentación.
Cuando se interpone el recurso de apelación, el juez está en la obligación de hacer una revisión previa al escrito, sin entrar al fondo del asunto planteado, para declarar de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 437 y 455 del Código Orgánico Procesal Penal, si es admisible o no; y en caso de admitirlo, pronunciarse sobre todos los planteamientos del recurrente, de acuerdo con el artículo 457 ejusdem.

Ello es así, en defensa del principio de la doble instancia, consagrado en el artículo 49 de la Constitución, según el cual, toda persona declarada culpable tiene derecho a recurrir del fallo, con las excepciones establecidas en esta Constitución y la ley, para que el Juez de Segunda Instancia conozca con exactitud sobre cuál aspecto recae la inconformidad del impugnante. No puede la Corte de Apelaciones, sin violentar los principios constitucionales, impedirle al acusado la oportunidad de que se le escuche, en cuya garantía se apoya este nuevo proceso penal, no debe soslayarse su derecho por meras formalidades.

Es por lo anterior, que las Cortes de Apelaciones deben admitir el recurso de apelación, cuando sea interpuesto por el legitimado para ello, dentro del tiempo perentorio para hacerlo y contra la sentencia impugnable o recurrible, ya que no puede desestimarlo o negar su admisión, sacrificando la justicia por la omisión de formalidades no esenciales; y una vez admitido, deberá decidir, según el criterio de los sentenciadores, con lugar o sin lugar todo lo alegado por los recurrentes, ya que de otra forma, se violaría el derecho a una segunda revisión del fallo dictado por el Tribunal de Juicio…” (Negrillas y subrayado de la Corte).

En atención a los postulados supra transcritos, esta Corte de Apelaciones, pasa a examinar los extremos de admisibilidad del Recurso de Apelación incoado, conforme a los supuestos del artículo 437 del Código Orgánico Procesal Penal todo, de la siguiente manera:

PRIMERO: En cuanto a la legitimidad de los recurrentes para ejercer el presente Recurso de Apelación, observa esta Corte de Apelaciones que dispone el artículo 433 del Código Orgánico Procesal Penal:

Artículo 433. — LEGITIMACIÓN.

“... Podrán recurrir en contra de las decisiones judiciales las partes a quienes la ley reconozca expresamente este derecho.

Por el imputado podrá recurrir el defensor pero en ningún caso en contra de su voluntad expresa...”

A su vez, el artículo 436, del Código Orgánico Procesal Penal expresa:

Artículo 436. — AGRAVIO.

“... Las partes sólo podrán impugnar las decisiones judiciales que les sean desfavorables.

El imputado podrá siempre impugnar una decisión judicial en los casos en que se lesionen disposiciones constitucionales o legales sobre su intervención, asistencia y representación, aunque haya contribuido a provocar el vicio objeto del recurso...”


En relación, a las normas supra citadas, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, en decisión signada con el número: 1023, de fecha once (11) de Mayo de dos mil cinco (2005), con ponencia del Magistrado Francisco Carrasquero López, la cual sostuvo:

“…Ahora bien, de la noción de impugnabilidad subjetiva se deriva la legitimación para el ejercicio del recurso correspondiente, la cual, de conformidad con el sistema de recursos establecido en la ley adjetiva penal, se encuentra circunscrita únicamente a las partes; dicho de otro modo, la facultad de recurrir de las decisiones judiciales le es conferida únicamente a las partes del proceso penal, desprendiéndose ello de la interpretación sistemática de los artículos 433, 436, 437.a) del Código Orgánico Procesal Penal, los cuales constituyen disposiciones generales aplicables a todo el régimen de los recursos establecido en dicho código. La única excepción a esta regla se encuentra contemplada en el artículo 325 de la mencionada ley adjetiva penal, toda vez que dicha norma establece que la víctima, aun y cuando no tenga la cualidad de parte en el proceso penal –por no haberse querellado-, puede interponer recurso de apelación y de casación contra el auto que declare el sobreseimiento……De lo anterior se desprende que el catálogo de sujetos procesales que podrán recurrir de una decisión judicial en el proceso penal, se encuentra integrado por el Ministerio Público (artículo 108.13), el imputado (artículos 433 único aparte, y 436 único aparte), y la víctima (artículo 120.8)…”

En atención a las normas supra citadas y al criterio jurisprudencial antes transcrito, esta Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal Estado Miranda Sede Los Teques, considera que la Defensa Privada del imputado, ejercida por la ABG. ZORAIDA CASTILLO DE CARDENAS, se encuentra legitimada para interponer el presente recurso de apelación. Y ASÍ SE ESTABLECE.-

SEGUNDO: A fin de determinar si el recurso de apelación fue interpuesto temporáneamente, la Corte observa que: La decisión apelada fue publicada en fecha quince (15) de Diciembre de dos mil ocho (2008), dándose por notificada la defensa privada en fecha veintitrés (23) de Enero de dos mil nueve (2009), ejerciendo Recurso de Apelación, el nueve (09) de febrero de dos mil nueve (2009); por lo que se verifica que el recurso fue interpuesto al décimo (10°) día hábil para su interposición, tal y como se desprende del cómputo cursante al folio número ciento cincuenta y ocho (158) de la décima primera pieza (XI) del presente expediente; una vez verificado el cómputo de los días hábiles transcurridos desde la fecha en que la defensa privada se dio por notificada de la decisión la decisión de primera instancia, hasta la fecha en que interpuso el Recurso de Apelación, ésta sala declara: La pertinencia tempestiva del recurso de apelación incoado.

TERCERO: Se declara que el auto que se recurre no es inimpugnable o irrecurrible por expresa disposición del Código Orgánico Procesal Penal.

Ahora bien, como quiera que el presente recurso de apelación versa sobre la decisión que decretara el Tribunal Primero de Primera Instancia en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Miranda, Extensión Barlovento, al ciudadano BERROTERAN GUZMAN JUAN CARLOS, por ser autor responsable en la comisión del delito de HOMICIDIO INTENCIONAL, previsto y sancionado en el artículo 405 del Código Penal Venezolano; esta Corte de Apelaciones emite el siguiente pronunciamiento: ADMITE el Recurso de Apelación de Sentencia Condenatoria, interpuesto por la Profesional del Derecho ZORAIDA CASTILLO DE CARDENAS, en su carácter de defensora privada, del ciudadano BERROTERAN GUZMAN JUAN CARLOS, contra el fallo emanado por el Tribunal Primero de Primera Instancia en Funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Miranda, Extensión Barlovento, de fecha quince (15) de diciembre de dos mil ocho (2008), mediante la cual condenó al ciudadano: BERROTERAN GUZMAN JUAN CARLOS, a cumplir la pena de TRECE (13) AÑOS DE PRESIDIO, por la comisión del delito de HOMICIDIO INTENCIONAL, previsto y sancionado en el artículo 405 del Código Penal Venezolano; fijándose como oportunidad para la celebración de la Audiencia Oral a que se contrae el artículo 456 del Código Orgánico Procesal Penal, el día MARTES, CATORCE (14) DE ABRIL DE DOS MIL NUEVE (2009), A LAS 12:00 M. Líbrese la correspondiente boleta de traslado y, citaciones todo de conformidad al criterio sentado por la Sala de Casación Penal de fecha once (11) de agosto de dos mil ocho (2008), en sentencia signada con el numero 449, con ponencia del Magistrado ELADIO RAMÓN APONTE APONTE. Y ASI SE DECIDE.-
Publíquese, regístrese y déjese copia certificada.-
EL JUEZ PRESIDENTE


RUBÉN DARÍO MORANTE HERNÁNDEZ
(Ponente)
LA JUEZA

MARINA OJEDA BRICEÑO
EL JUEZ

LUIS ARMANDO GUEVARA RISQUEZ



LA SECRETARIA


Abg. GHENNY HERNÁNDEZ APONTE

Seguidamente se dio cumplimiento a lo ordenado.

LA SECRETARIA

Abg. GHENNY HERNÁNDEZ APONTE
CAUSA Nº 1A- a 7297-09
RDMH/MOB/LAGR/GHA/lems.-